jueves, 30 de octubre de 2014

Reseña, Walter Benjamin. Un koan apócrifo sobre tres fotografías.


Viridiana  Olmos.
La desaparición de la memoria para lograr el control de la libertad individual y colectiva; es un hecho bien sabido pero poco estudiado, por ello el Dr. Sergio Raúl Arroyo nos expone en Walter Benjamin. Un koan apócrifo sobre tres fotografías, de manera sencilla y profunda como es que la fotografía “evidencia la confusión entre la idea de historia y la de memoria”, así estos registros autónomos carecen de importancia o relevancia si no se les estudia a la par.
De este modo ejemplifica este saber narrándonos un par de anécdotas de Walter Benjamin en torno a las fotografías del Museo del Juguete en Moscú, con la cual podremos comprender la notabilidad de estas fuentes documentales dentro de su contexto, su respectiva carga ideológica, y la emotividad de su autor.
Por ello, “la fotografía pertenece a esa realidad naciente y fragmentada que ha fracturado la relación con los patrones del mundo clásico y con los principios de la escolástica”. Para Benjamin este arte es variable, pues depende del pueblo-masa-sujeto en la historia y de sus numerosas combinaciones con el testimonio-documento-fetiche-propaganda-obra de arte, junto con las posibles por explorar; esperando “que la fotografía nunca alcance el peso de lo definitivo, de lo plenamente calificado por los vencedores de la historia;” que constantemente buscan manipularla, propiciarla y sugerirla. Para evitarlo propone “el encuentro público con la obra bajo principios estratégicos de imagen-memoria, que la desmarquen de lo habitual”.
Para Benjamin este tipo de “memoria” permite que los hechos nunca se olviden para quizás, con un poco de suerte, aprender de ella.

Fuente de Consulta:

Arroyo, Sergio Raúl, “Walter Benjamin. Un koan apócrifo sobre tres fotografías”, en Diacronías. Revista de divulgación histórica, Año 6, Número, 11, Palabra de Clío, México, mayo de 2014.